Primeros referentes de música brasileña en Argentina. Egle Martin


Me gustaría que una artista de la talla de Egle Martin, que tanto tuvo que ver con la movida de la música de Brasil en Argentina, estuviera más presente en los medios.


"...se vinculó con la Bossa Nova por intermedio de Maysa Matarazzo, Luis Eca, gran pianista, arreglador y compositor de Brasil, creador del Tamba Trio, primer trio de Bossa Nova en el mundo. Ellos trajeron a Vinicius de Moraes y de este modo la casa de Egle se convirtió en un lugar de encuentro de los creadores de la Bossa Nova, músicos, poetas, cantantes, compositores. Estas personalidades la invitaron a cantar en Brasil, pero ella, que junto con Vinicius había compuesto candombes para Brasil, así como también Vinicius un candombe con Toquiño que se llamó “La hora del dombe - con un saludo a Egle Martín”, había comenzado a interesarse en los ritmos africanos de Argentina, su propio país, tratando de alcanzar una forma expresiva que la conformara."



"Egle se convirtió naturalmente en un aglutinante del jazz y de la música brasileña en Argentina. Su casa fue y sigue siendo un centro de reunión, donde a través de los años y su paso por Buenos Aires, amigos como Gillespie, Hermeto Pascual, Gilberto Gil, Charles Mingus, Naná Vasconcelos, Jimmy Heath contrabajista del Modern Jazz Quartet, por nombrar a sólo unos pocos, provocaron un intercambio con músicos argentinos plasmado en innumerables y larguísimas sesiones, que ya son legendarias dentro del ambiente musical porteño."

Fuente: Fundación Konex


Desde los siete años cursó estudios de ballet en el Teatro Colón


A los catorce años fue elegida en el Teatro Colón para intervenir en la película “Esta es mi vida” del gran artista español Manuel de Molina.


A los quince años fue consagrada “Reina de la Televisión”.


Fue contratada por José Bhor (autor de “Porque hay una melena, melenita de oro...”) para debutar en la comedia musical en Chile, en 1955.


Su llegada a la Revista en 1956 le permitió aunar sus muchos años de Teatro Colón, que junto con su musicalidad la convirtieron en la primera vedette que bailó, cantó y creó sus coreografías, puestas en escena, escenografías y vestuarios.


Puede decirse que Egle creó en Argentina la Revista moderna que llega hasta nuestros días.


Poco después se relacionó con Dizzy Gillespie, quien la conectó con otros grandes del jazz.


Más tarde se vinculó con la Bossa Nova por intermedio de Maysa Matarazzo, Luis Eca, gran pianista, arreglador y compositor de Brasil, creador del Tamba Trio, primer trio de Bossa Nova en el mundo. Ellos trajeron a Vinicius de Moraes y de este modo la casa de Egle se convirtió en un lugar de encuentro de los creadores de la Bossa Nova, músicos, poetas, cantantes, compositores. Estas personalidades la invitaron a cantar en Brasil, pero ella, que junto con Vinicius había compuesto candombes para Brasil, así como también Vinicius un candombe con Toquiño que se llamó “La hora del dombe - con un saludo a Egle Martín”, había comenzado a interesarse en los ritmos africanos de Argentina, su propio país, tratando de alcanzar una forma expresiva que la conformara.


Su viaje a Berlin, como invitada al festival internacional de cine 1959, fue un éxito inigualable. Obtuvo gran suceso cantando en varios anfiteatros con la Sinfónica de Berlin dirigida por Werner Müller e integrada por 60 músicos; durante los 12 días que duró el festival Egle cantó en seis estadios para 18.000, 30.000 y 50.000 personas.


Paralelamente continuaba su labor cinematográfica, filmando entre otras películas las siguientes: “El asalto”, con un gran elenco, dirigida por Kurt Land, quien le hace cantar temas de Berlin; “Quasi alla fine del mondo”, coproducción italiano-argentina, con Antonio Cifariello, filmada en Usuahia, Río Grande, Lago Argentino, Calafate, Bandera y Ventisquero Perito Moreno; “Cómo nace un libro”, cortometraje documental en base a la novela “Sobre héroes y tumbas” de Ernesto Sábato, dirigida por Mario Sábato, con música de Astor Piazzolla; “El rufián” de Daniel Tinayre; “Extraña ternura”, de Daniel Tinayre, donde Egle canta “Graciela oscura”, tema compuesto para ella por Astor Piazzola, grabada con el quinteto de Piazzolla. “Los orilleros” sobre la obra homónima de Jorge L.Borges, dirigida por Luna.
 En el programa “La noche” intervino en 1964 junto a Nicolás Mansera, realizando puestas en escenas, coreografías, cantando y bailando, con la presencia de Astor Piazzolla y la presentación de varios monólogos por parte de Victorio Gassman. En el programa actuaron los mejores bailarines elegidos por la propia Egle para los ballets que ella misma había montado, participando también como músico, invitadp por ella, Adolfo Alchourrón.



Fue contratada en 1965 por Canal 13 para hacer Carmen a manera de ópera moderna, con arreglos de jazz a cargo de Jorge López Ruiz. El vestuario fue diseñado por Egle y pintado a mano por Roberto Duarte.


Montó y actuó en diversos shows de Bossa Nova creados por ella misma.


A fines de 1965 comenzó a trabajar con una pequeña escuela de Samba de Santo Tomé en la Provincia de Corrientes, colaborando con la organización, aumentando el número de miembros, realizando vestuario, coreografías, temas musicales, carrozas. Hoy esta escuela “La Marabú”, es una de las agrupaciones más importantes del carnaval correntino. En la misma Provincia, reanimó una escuela rural en Pancho Cué, motivando que los niños se ejercitaran en ordeñar y plantar una hora por día, con la concurrencia de su propia hija Alejandra de 5 años.


Sin descanso continuó con sus investigaciones acerca de la presencia africana en Argentina. Consultó a Jorge L.Borges acerca de los antecedentes históricos, a Abelardo Castillo, quien siempre la acompañó, con Vinicius de Moraes, quien la alentó en su búsqueda, y con los ancianos negros, quienes en largas conversaciones le contaron viejas historias que ella transformaba en espectáculos. Organizó los recordados y desbordantes desfiles populares de candombe con más de cuarenta bailarines y tambores, que congregaron a miles de personas en los barrios de San Telmo y Belgrano y en la calle Florida, junto a todos los participantes de danza abierta cuando se volvió a inaugurar el Teatro Di Tella.


En 1976 presentó su show propio en el Teatro Blanca Podestá con su empresario y querido amigo José Slavin, acompañada por músicos de renombre como Dino Saluzzi, Luis Ceravolo, Jorge Padín, Raúl Parentela, Minicilo. Allí inauguró algunos candombes, tangos y milongas de propia composición.


“Ritos y candombe” se estrenó en La Capilla en 1983 por iniciativa del empresario Lino Patalano, alcanzando gran éxito.


Condujo durante el año 1984 el programa de radio “Vivir es todo esto”, título de un poema de Héctor Negro, basado en información musical, no comercial, teniendo como invitado permanente a Nano Herrera, quien colaboraba con el material musical; Egle alternaba con la lectura de poemas y reportajes, por ej. a Jorge Lavelli , quien contaba sus puestas en escenas en la Scala de Milán, la Opera de Viena, la Opera de Paris y acompañado por música clásica; asimismo se difundieron autores como Astor Piazzolla, Miles Davis, Egberto Gismonti, Hermeto Pascual, Luis Eca , Dino Saluzzi, Pedro Aznar, Gilberto Gil, Vinicius de Moraes, Gato Barbieri, Leo Masliah quien cantó sus temas maravillosos.


En el mismo año Egle debuta en el Teatro Las Provincias; había visitado en varias oportunidades la ciudad brasileña de Bahía, vinculándose con poetas y escritores como Jorge Amado y su esposa Celia, a quien dedica un ballet inspirado en su obra “Tenda dos milagros”; asimismo con Gilberto Gil, notable artista, cantante y compositor y también con el gran artesano Luis Andrade y a través de ellos con Yeda de Castro, Directora del Museo de Ciencias Africanas y Orientales de Bahía, donde se puede tomar conocimiento de los misterios de Africa. A través de todo ello Egle se había compenetrado con la danza , el rol de los ritmos en la vida y en general con la espiritualidad africana.


En l987 presenta en el Teatro Palladium “Ritos y candombes III” con gran éxito de la crítica y el público. Aquí Egle escenifica y da forma musical al resultado de sus investigaciones sobre los ritmos africanos en el Río de la Plata. Por este ciclo pasaron músicos como Manolo Juárez, Cacho Tejera, Alejandro Santos, Bernardo Baraj, Manuel Miranda y Luis Salinas. Le sigue el Taller “Los ritmos en América” y también presenta por primera vez en Argentina capoeristas de Bahía, ejemplo del único arte marcial que pervive de Africa en Occidente.

 
Es conocido también el aliento que Egle proporciona a jóvenes músicos. Pedro Aznar aprendió de ella a ejecutar el berimbaum, antes de integrarse como percusionista al Pat Metheny Group; luego le dedicaría el “Candombegle” de su primer album como solista.


Montó y actuó en diversos shows de Bossa Nova creados por ella misma. Egle se convirtió naturalmente en un aglutinante del jazz y de la música brasileña en Argentina. Su casa fue y sigue siendo un centro de reunión, donde a través de los años y su paso por Buenos Aires, amigos como Gillespie, Hermeto Pascual, Gilberto Gil, Charles Mingus, Naná Vasconcelos, Jimmy Heath contrabajista del Modern Jazz Quartet, por nombrar a sólo unos pocos, provocaron un intercambio con músicos argentinos plasmado en innumerables y larguísimas sesiones, que ya son legendarias dentro del ambiente musical porteño.


En 1988 Egle se volcó nuevamente a la Bossa Nova. Otra vez el elogio de la crítica acompañó sus temporadas en el Café Mozart, donde con un trio liderado por el guitarrista Luis Salinas comenzaron a tomar formas las versione y temas incluidos en su albun “El arte del encuentro”.
 

Desde principios de los 90 Egle participó de conciertos en La Plata con el objetivo de recaudar fondos para guarderías humildes junto con León Gieco, Juan Carlos Baglietto, Víctor Heredia y Piero el organizador. También presentó su concierto de Bossa Nova en el Teatro Opera de la misma ciudad y actuó en el Centro Cultural San Martín dentro del ciclo Jazzología, siendo honrada con la distinción del mismo nombre por su contribución al desarrollo del jazz en Argentina.


Durante muchos años Egle ha coleccionado instrumentos de ritmos y adornos. Cuando se levanta el telón, todo lo que ocupa el escenario es auténtico y los ritmos de cada lugar se ejecutan con sus instrumentos originales.


El resultado de lustros de investigación es “Candombegle” en concierto, espectáculo coreográfico y musical étnico antropológico: chacareras y malambos se entremezclan con tangos, milongas y candombes; estas rítmicas ancestrales se relacionan con lo más profundo de nuestro ser, en contacto con la tierra; de la mano y con la experiencia y el talento de Charlie Bresser, arreglador, director musical y ejecutor de varios instrumentos, quien desde muy joven creció junto a su maestro Oscar Alemán y con Astor Piazzolla, quienes depositaron en él su saber. Esta obra se estrenó en 1996 en “La trastienda”.


La sensibilidad de Egle en cuanto a la captación de esencias de lo afroamericano la llevó a profundizar y a convertirse ella y el ritmo en una unidad de sentido. Todo tiene su sonido, también el bombo legüero, llamado ‘bembe’ en Africa, que Egle ha investigado junto a otro de sus grandes guías, Adolfo Abalos.


Actividades académicas


Durante los últimos años Egle Martín viene dictando clases magistrales, cursos para profesores de música y folklore y produce continuamente material para artículos periodísticos y trabajos de investigación en el tema de su especialidad.


Comenzó con esta actividad en marzo 1988, en una academia en la que impartían clases once profesores, elegidos por ella, acerca de diferentes rítmicas africanas. Junto con Adolfo Abalos y sus ritmos de chacareras y malambos, Egle por tangos, milongas y candombes argentinos, dio la primera clase magistral.


Luego la repitieron en la Escuela de Artes para el Teatro de la Univ.del Salvador, invitados por el Seminario de Filosofía del Arte a cargo de la Prof. Dina Picotti .


En la Universidad de Morón Egle se presentó con varios instrumentos dialogando con la misma Profesora acerca de las rítmicas africanas en Argentina.


En el Cehass (Centro de Estudios Históricos, Antropológicos y Sociológicos Sudamericanos) volvió a presentarse junto con Adolfo Abalos.


En la Universidad de Belgrano participó del Coloquio sobre la “Presencia Africana en Argentina”, que reunió a investigadores y testimonios, a través de una presentación dialogada con Pedro Aznar y su participación musical.


En la Feria del Libro 2000, Egle participó musicalmente como coautora en la presentación de la obra “El negro en Argentina-presencia y negación” , Editores de América Latina.


Convocada por la Secretaría de Cultura de la Nación impartió un ciclo de clases “Encuentro de Tambores” en el edificio de la ex Biblioteca Nacional, en marzo de 2003, acerca de nuestros ritmos tango, milonga, candombe, chacarera y malambo, con la participación como invitados de los músicos Cuti Carabajal y sus hijos Camilo y Agustín Carabajal, Alex Camara, Willy Bozas, Juan Caballero y la presencia de numerosos alumnos.


Durante el año 2003 es invitada a participar como cantante en varios festivales de jazz con su trío de jazz y Bossa Nova con Germán Meira en guitarra, Pablo Rodríguez Perea en bajo y Hernán Hints en batería: uno de ellos en Estancias Pilar, organizado por Rodolfo Vega desde la radio FMPilar

Asimismo cantó con el trío en la Feria de Mataderos temas musicales compuestos por ella de candombe, tangos y milongas con poemas de Tejada Gómez, Héctor Gagliardi, Homero Manzi, Pipo Pescador, Fernando Noi.

En el presente año ha sido invitada al festival de jazz de Mar del Plata, así como al festival de jazz del Teatro San Martín que dirige hace dos décadas Carlos Insillo.

Dicta cursos en su taller en el ciclo “Encuentro de tambores” a ejecutivos, directivos de pequeñas y medianas empresas y profesionales, con el objeto de integrar y estimular la cohesión grupal y mejorar la performance del individuo y su conjunto.


Premios y distinciones


Primera reina de la Televisión Argentina, 1953.


Nominación Konex 1981.


Distinción del ciclo “Jazzología” por su contribución al desarrollo del jazz en Argentina.


Madrina de la Asociación Argentina de Capoeira, 2003, por haber introducido este arte marcial en el país.


Por último, en diciembre 2003, Presidencia de la Nación, Secretaría de Cultura, Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano reconoce por su trayectoria artística a: Egle Martín y la declara “Maestra del arte y de la cultura argentina”.



you might also like

Egle Martin

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Sonia Mella

Soy una apasionada de la música brasileña y del idioma portugués y quiero transmitir todo lo aprendido, a través de mis blogs: Brasil es Música y Traducciones de Portugués.