Paulinho Moska en noviembre 2010 en Montevideo. Biografía + Muito Pouco (último trabajo) + Idade do céu


Paulinho Moska
Paulinho Moska se presentará el próximo 25 de noviembre en el Teatro Solís de Montevideo con su último trabajo: Muito Pouco, que consiste en dos CD (Muito e Pouco) lanzados a través de Biscoito Fino.

Cuenta con la participación, entre otros, de Bajofondo Tango Club. 


A continuación, un tema de esta última obra:






Biografía

Fuente: http://www.paulinhomoska.com.br/

"Nací en la ciudad de Río de Janeiro a las 5:10 del día 27 de agosto de 1967 y soy el cuarto hijo de un carioca, mi padre Marcello y una bahiana, Fernanda, mi madre. Tengo cuatro lindos hermanos como Oswaldo (Dado), Mauricio (Mu) y María Eliza (Malica) y soy y siempre fui el mimado de la casa. Fui viviendo mi infancia de manera muy feliz, en una familia divertida y armoniosa. Todos los veranos íbamos a Bahía a ver a los parientes y solo regresábamos después del carnaval. Era un largo viaje de automóvil, dos días de sandwiches, huevos cocidos y bananas. Mi padre, periodista de ley y por formación después de trabajar algunos años en el Jornal do Brasil, comenzó a dirigir la administración del Morro Pan de Azúcar, donde finalmente en los años setenta, fue inaugurada una casa nocturna, los “Dancyng days”.
En la inauguración hubo un show de lanzamiento de un grupo de mujeres: eran “Las Frenéticas”. Yo debía tener unos diez años de edad y obviamente ningún niño podría entrar, pero mi padre era el administrador y alguna franquicia había. Vivía escondido debajo de las mesas y así veía. Esa misma casa nocturna cambió después a “Concha Verde”, donde comenzaron a aparecer shows increíbles como Hermeto Pachoal, Egberto Gismonti, Caetano Veloso, Gilberto Gil, Ney Matogrosso, Gal costa, Zezé Motta, etc. Yo iba a todos y siempre me escondía del Juzgado de Menores. En el comienzo de los años ochenta, con el nombre de “Noches Cariocas”, el Pan de Azúcar (Morro da Urcas) se afirmó como uno de los puntos más calientes para asistir a un show de Rock en Río de Janeiro. Y allí estaba yo con mi adolescencia a cuestas, asistiendo a uno de los primeros show de Paralamas, Kid Abelha, Titas, Lobao, Marina, Lulu, Ultraje.... No tenía caso, yo debería estar allí. Cantando, tocando, bailando, provocando, enloqueciendo... Comencé a tocar la guitarra a los 13 años, por culpa de mi hermano Oswaldo, y las primeras canciones que prendí con él realmente fueron “Stariway to Heaven” de Led Zeppelín y “Hora de Almuerzo” de Belchior, las dos músicas más fáciles y trilladas de la historia. Pero mi hermano también componía sus músicas y se inscribía en los festivales del colegio con ellas. Yo creía que aquello era lo máximo. El palco, los músicos, el micrófono....
En esa época conocí en un campamento en Campos de Jordão a un maluco llamado André Asujamra o Abui, que me enseñó los primeros acordes de blues y rock, y con él también aprendí a reírme de la vida, cosa que sigo haciendo hasta hoy. Luego comencé a hacer mi propia banda de amigos músicos del colegio, de la calle o del barrio. Nunca tuve profesor, aprendí tocando con mis amigos, intercambiando informaciones y "levando som".
Ya escribía mis propias letras, en esas épocas las adoraba y mis amigos también, lo que me ayudó bastante para creer que yo mismo podría ser un campositor de canciones.
Cuando llegó al hora de vestibular, tuve que optar. No daba para hacer Medicina y Música, Arquitectura y Teatro, Ingeniería y Cine.... Entonces, después de una conversación muy seria con mi padre, me matriculé en CAL (Casa de las Artes de Laranjeira) y comencé definitivamente a andar en esa dirección, en ese universo paralelo que es el mundo de las artes. Estudié teatro desde 1983 hasta 1985, me formé y comencé a hacer cine. Actué modestamente en algunos filmes (A cor de seu Destino, Um Trem para as Estrelas, O Misterio do Colegio Brasil Kuarap, PSW e Ócio).
La música corría paralelamente, pues a esa altura yo estaba en el coro Garganta Profunda, que fue mi primera escuela de música. El repertorio era muy mezclado, de Beatles a modas imperantes, de Jobim a melodías medievales, de samba a la música clásica, de todo había en Garganta. Fueron dos años de una felicidad musical intensa. En 1987, Garganta comenzó un proyecto de pequeños grupos (dúos, tríos y cuartetos), dentro del propio coro.

Para escuchar la Radio Paulinho Moska, hacer clic aquí (incluye temas de su última obra: Muito Pouco).

Escuchá Música de Brasil en nuestra radio!!! Hacé clic aquí

you might also like

Paulinho Moska

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Sonia Mella

Soy una apasionada de la música brasileña y del idioma portugués y quiero transmitir todo lo aprendido, a través de mis blogs: Brasil es Música y Traducciones de Portugués.