Entrevistas: Alceu Valença. "Soy el pasado, vivo el presente y proyecto siempre el futuro. El futuro es un salto en la oscuridad…"

Alceu Valença
Alceu Valença se presenta por primera vez en Argentina el próximo 30 de octubre en el Groove Palermo, Buenos Aires.
En Brasil es Música nos sentimos muy honrados, ya que tuvimos la oportunidad de conversar con él durante más de cuarenta minutos! Aquí les contamos parte de esta charla, que incluyó relatos de lo más interesantes y momentos muy gratos, gracias a la calidez y la simpatía de este gran artista.
Alceu Valença
BM - ¿Primera vez en la Argentina?
AV - Sí, para cantar sí, pero ya estuve algunas veces en Buenos Aires y Bariloche.
BM - Estamos ansiosos y queremos saber cómo va a ser tu show en el Groove Palermo.
AV - Este show va a tener de todo un poco de mi trabajo, un resumen de mi carrera. Por ejemplo, mi obra incluye varias vertientes de música, verdad? En Pernambuco hago siempre show de Carnaval, que es un tipo de show que no se da en Río de Janeiro, se hace en Pernambuco. Es un show con metales, donde canto los frevos de la región. Voy a cantar unos baiões, porque este año va a ser el centenario de Luiz Gonzaga y voy a cantar algunas de sus canciones, Juazeiro, por ejemplo, y también voy a cantar las de mi autoría, claro, esas músicas eclécticas.
BM - Y del show “Vou danado pra Catende” vas a cantar algún tema?
AV - No. Bueno, en fin, tal vez cante unas dos músicas de ese show.
BM - Y ya que estamos, quién es Telminha en la canción que lleva el mismo nombre de ese show?
AV - Telminha es mi hermana. Era una carta que le escribí a mi hermana cuando llegué a Río para trabajar, y terminé musicalizando la carta. Después, un amigo la inscribió en un festival llamado Abertura de TV Globo en 1975 y fue, justamente, la canción ganadora, que era considerada inclasificable (por eso fue Premio al Mejor Trabajo de Investigación).
En Buenos Aires no puedo hacer ese show. Si hiciera un show sólo de carnaval, pensaría que soy sólo eso. Si hiciera un show sólo de forró, pensaría que sólo hago forró. Si hiciera un show urbano, lo mismo. Entonces, lo que quiero es mostrar un show ecléctico, un abanico con los temas clásicos de mi carrera.
BM - Alceu, ¿conocés al público argentino? ¿Escuchaste hablar de cómo es?
AV - No, no escuché hablar pero por lo que sé, es muy efusivo. Incluso yo asistí a un show de Chico en Buenos Aires y el público fue muy fervoroso, fue maravilloso.
BM - El público argentino ama la música brasileña, siempre quiere bis, siempre quiere más!
AV- ¡Que lindo! Va a ser maravilloso.
BM – ¡Claro!
BM- ¿Por qué resolviste desarrollar el proyecto del DVD y documental “Vou danado pra Catende”?
AV – Voy a hacer un DVD con las músicas de mi primer disco en vivo (Vivo, 1976), que incluía las canciones del Show “Vou danado pra Catende” y que significó mi primera aparición en Río de Janeiro. Fue cuando surgió mi nombre en Rio. Mi guitarrista, Paulo Rafael, iba a abrir el show con un trabajo de él instrumental. En ese momento, Paulo llamó a Zé da Flauta, y cuando se juntaron esas dos personalidades fue que decidimos en hacer ese show “Vou danado pra Catende”. Con este disco, queremos hacer un DVD. Será como un sueño tal vez, incluirá documental, será como revivir el pasado.
Ahora también estamos trabajando en una película musical: A luneta do tempo.
BM- ¡Esa era otra de las preguntas!
AV – El tiempo no es cuestión de edad, yo tengo 30 de energía. No es eso de lo que estoy hablando. El tiempo es siempre una constante desde mis primeros discos. Siempre me refiero al tiempo, que es algo un poco complicado de entender. Todos mis discos hablan del tiempo. Fijate, prestá atención, vas a ver que en todo lo que digo siempre hay una citación al tiempo. Logré entender que yo vivía en tres tiempos, filosóficamente. Nosotros vivimos en tres tiempos. ¿Por qué? De repente, en tres tiempos por el hecho de vivir… yo soy el pasado, vivo el presente y proyecto siempre el futuro. El futuro es un salto en la oscuridad… La vida son tres tiempos, ¿no es verdad?
BM - Sí, claro, me gusta la idea y esa frase sobre el futuro.
BM – Alceu, ¿es verdad que en 1975 te disfrazabas tipo sandwich y salías a difundir por las calles tu show “Vou danado para Catende”?
AV – Sí, es verdad. Sucedió dos veces. La primera vez fue con mi disco Molhado de Suor, que es un disco anterior a Vivo, y fue en la playa de Ipanema. Luego, sucedió de nuevo con el disco Vivo. El disco Vivo tiene su origen en el show “Vou danado para Catende”. Yo vine con un grupo de pernambucanos, Zé Ramalho tocaba conmigo. ¿Sabés quién es Zé Ramalho?
BM – ¡Claro!
AV – Entonces, estábamos aquí en Rio y fue muy poca gente el primer día… El segundo día, había la mitad! Y el tercer día debía haber 5 personas… Ahí dije, tengo que salir por las calles a difundir este espectáculo, y salí vestido como hombre sándwich, con un megáfono de cartón que yo inventé, y hasta los medios me prestaron atención y el show terminó permaneciendo por dos meses en el Teatro Tereza Raquel. Tuvo tanto éxito que terminó transformándose en el disco que se llamó Vivo (1976).
Esto ocurrió dos veces, pero hay gente que cada vez que cuenta la historia, agrega algo, y después comienzan a comentar que salí disfrazado de elefante, de payaso, etc. Nosotros tenemos un proverbio que dice: Quem conta um conto aumenta um ponto. Y de tanto aumentar esta historia, terminaron agrandándola demasiado, porque cada uno le fue agregando algo. –Risas-
BM- Y si ese Alceu, ese muchacho de 1975 se trasladase en el tiempo, como traduciría el concepto de ese método de difusión hoy en día?
AV – Bueno, actualmente no necesito hacer eso… -Risas-
BM – No, claro, hoy ya todos sabemos quién sos! -risas- Me refiero a si hoy fueras aquel Alceu.
AV – Sin duda, usaría las herramientas que nos brinda la Internet. Ahora, por otro lado, considero que los medios de comunicación son “caretas”, ignorantes y forman casi siempre, no todos, inclusive “asociaciones”, donde los artistas forman parte de ese conglomerado. Los artistas dan dinero a la radio. La mayoría de las radios pasan al artista cuando éste paga o cede una parte de su caché. Pero hoy, lo más grave aquí en Brasil, es que algunas, centenares, casi miles de radios, son un vip de personas que tienen una banda.
BM – Es comercio más que arte.
AV – ¡Claro que es un comercio! Por ejemplo, hay un grupo de personas que tienen una banda, que tienen una radio y una banda, entonces pasan esa banda. No se trata de artistas, son los dueños de la radio… Graban y pasan la música en esa radio… Y como los dueños de las otras radios también tienen bandas, hacen un trueque: yo paso tu música en la mía si vos pasás mi música en la tuya…
BM – ¡Es un monopolio!
AV – ¡Sí, un monopolio total! Sobre todo, en lo que se refiere a la música que nosotros llamamos “cafona”, de baja calidad. Brasil, actualmente tiene un gran crecimiento, un crecimiento absurdo de este tipo de música.
BM- Pero eso no debe suceder sólo en Brasil, ¿no?
AV – ¿Sucede allí también?
BM – Aquí las radios tampoco pasan toda la música que uno quisiera…
AV – Pero no debe ser tan abiertamente como en Brasil.
BM – Puede ser, pero no tengo suficientes conocimientos como para afirmarlo o no.
AV – Aquí en el nordeste es todo así. ¡Es algo absurdo que no podés llegar a imaginarte! Todas las radios del interior… y son miles de radios, todas tienen una banda, y la radio pasa la música de esa banda.
BM – Pero… ¡hay más bandas que público!
AV - ¡Puede ser! –Risas-
BM – Alceu, contanos un poco sobre tu experiencia como abogado.
AV – Soy graduado en Derecho, pero no tengo matrícula del Colegio de Abogados. Me recibí en la facultad pero no estoy matriculado porque no quería.
BM - ¿Y cómo fue que estudiaste una carrera como Abogacía?

AV – Yo provengo de una familia donde tenía dos tíos que dejaron de estudiar porque se dedicaban a la música. Eran muy bohemios y tocaban muy bien la guitarra. En total, los hermanos de mi papá eran 12, con él incluido. Diez de ellos eran abogados, jueces, etc. Y los dos que eligieron la música no tuvieron una carrera muy exitosa, tocaban muy bien pero les gustaba mucho la farra, –risas- bohemia total. Mi papá, entonces, de alguna manera me prohibía estar cerca de la música, de tener un instrumento para tocar, y me fue encaminando toda la vida para que yo me recibiera en la facultad. Con respecto al arte, me señalaba que después de recibido iba a poder pensar en el arte. Me decía: “Te tenés que recibir, mirá el ejemplo de tus tíos”. Pero cuando comenzaron los festivales universitarios, yo aprendí a tocar la guitarra por mí mismo, y empecé a participar en estos eventos y terminé presentándome en el festival internacional de la canción de Rio de Janeiro, y también en otros festivales en São Paulo, pero no tenía ninguna seguridad de si me iba a dedicar a la música o no; yo era muy tímido con relación a este tema.
BM – ¿Y fue en ese momento que recibiste la influencia de Geraldo Azevedo para volcarte de lleno a la música?
AV –No, comencé a trabajar en periodismo, trabajé en un diario y en una revista, teniendo 19 años. Pero tuve que abandonar debido a una norma de la profesión de periodistas, que reglamentaba que para ser contratado por un diario tenía que tener 5 años de experiencia trabajando en diarios, o cursar la facultad de periodismo, y yo no quise cursar la carrera. En ese momento es que me fui a Rio sin saber muy bien qué iba a hacer. Me fui con la guitarra; busqué un trabajo cualquiera, y de repente conocí a Geraldo Azevedo. Comenzamos a tocar juntos, hicimos un dúo con músicas de él y mías, y algunas en conjunto, y así, juntos, somos compadres, grabamos el primer disco.
BM –Con respecto a la película A luneta do tempo, ¿cómo te sentís en esta etapa como director, cómo llegaste a esto?
AV – Estuve diez años haciendo la película. Comencé a escribir el guión, comencé a pensar una historia… Siempre me apasionó el cine. Desde joven frecuentaba mucho los cines. Esto fue muy bueno para mí, ya que era muy tímido en esa época y debido a mi parecido con Jean Paul Belmondo logré comenzar a salir con todas las chicas de mi ciudad, aunque, modestia parte, yo era más lindo que Belmondo –risas-. Veía muchas películas del neorealismo italiano, me gustaba mucho el estilo de la nouvelle vague. Pero cuando comencé a hacer música y comencé a viajar no daba tiempo para dedicarme al cine. En determinado momento, hace doce años comencé a pensar en una historia, una historia que tenía en mi cabeza, en el guión. Estudié guión. Después encontré a una chica de Recife, Alessandra Lessa, con quien también estudié y comencé a pensar y a hacer mi película, pero fue un proceso muy difícil, porque el presupuesto es muy grande, y además yo tenia shows y tenía que repartirme, y finalmente hace dos años comencé a filmarla y está prácticamente terminada.
BM – ¿Y cuándo se va a estrenar?
AV – La fecha prevista es el año que viene. Ahora bien, es una película de autor, yo hice la música, hice toda la banda sonora, toqué toda la banda sonora, hice los arreglos, hice el guión, todo…
BM - ¿Entonces son todas músicas nuevas?
AV - Sí, son todas músicas nuevas. Primero hice centenas de músicas, pero claro, no entraban todas en la película, que incluye aproximadamente 15 canciones… Las que no fueron incluidas voy a comenzar a distribuirlas por Internet, ya están grabadas. Ya grabé todo, ¡estuve años haciendo eso!
BM - ¡Que lindo! ¡Quiero escucharlas!
AV - ¡Sí, te van a gustar!
BM - ¿Y también formaste parte de la selección nacional de basquet?
AV - No, no era de la nacional, era de la selección pernambucana, pero yo era muy pequeño, 1,76 m. Imaginate que un tipo de la selección brasilera tenía más de dos metros y a uno que tenia 1,86 m le llamaban mosquito. Y yo pensé: con mi tamaño, yo soy un microbio… entonces dejé el basquet por eso, por la altura. En esa época también fue cuando comencé a interesarme por la política, eran tiempos de dictadura aquí en Brasil, y en la facultad participaba en el movimiento estudiantil que se oponía al régimen militar y estuve preso por poco tiempo,
BM - ¿Pero pudiste continuar viviendo en Brasil o tuviste que irte?
AV - No, me quedé aquí en Brasil, pero muchos amigos míos fueron torturados y muchos murieron.
BM - Como aquí en Argentina también.
AV - Sí, sé lo que pasó, conozco la historia. En aquel momento, entonces, dejé el basquet y comencé a interesarme mucho por la política y otros temas, más que por el deporte.
BM - Bueno, Tom Jobim decía que al intelectual no le gusta la playa, como que el intelectual no se lleva bien con los deportes...
AV - Es verdad, no es una buena combinación, pero fue muy bueno para mí porque de esa manera hice mucho ejercicio y me dio una mayor agilidad en el escenario.
BM - Claro, es muy importante. -risas-
BM – Nosotros, los argentinos, conocimos a Alceu Valença casi gracias a Rock in Rio, a través de tu música superfamosa Morena Tropicana, que incluso muchos profesores de portugués utilizan para enseñar los nombres de las frutas exóticas brasileñas. Pero para mí, más que nada, me parece una “clase poética para enseñar a besar”
AV - ¡Sí! ¡Sí! ¡Exacto! –Risas- ¡Una clase de Tropicana! Sí, hay muchas clases, así, también de besos –risas-.
BM - ¿Querés contarnos sobre tu experiencia en ese rock in rio 85 con esa música?
AV - Era una música que estaba en la campaña de las directas, junto con Anunciação, que era una música que yo cantaba en los comicios de “Diretas já”. En Brasil, luego de la dictadura, cuando hubo una cierta abertura, hubo una campaña para elecciones directas. Y esa música Anunciação, de alguna manera indica la llegada de un hijo o la llegada de la libertad.
BM – Alceu, ¿qué música escuchas?
Nada, te voy a explicar por qué. Yo escucho poquísima música. “Veía” mucha música cuando iba a shows. Como te dije al principio, escuchaba lo que se pasaba en la radio, mucho tango, mucho bolero, mucha música latina, cuando yo era chico. Mis tíos tocaban músicas de Carlos Gardel, Cuando era chico escuchaba la música que pasaban por la radio. Y la radio era muy ecléctica. Hoy en día en la radio se pasa toda música en inglés. No existe nada más en español y acá en Brasil, casi que ni en portugués –risas-.
BM - ¡¡¿Tampoco en portugués?!!
AV - Sí, está muy difícil. Yo digo que es así: Definición de música: expresión del ser humano que se desarrolla a través de sonoridades y de la lengua inglesa –risas-.
Pero en aquella época que te estoy contando, yo tenia 12/13 anos, le pedí una guitarra a mi padre y él no me la daba… Mi padre vivía bien, fue procurador del estado, diputado, (antes de la segunda dictadura), y no me dejaba tener música en casa porque tenia miedo, un terror total de que yo, que era el único que tenia una cierta musicalidad (mis otros hermanos no la tenían), me dedicara a la música, entonces me tenía cortito y no podía ni escuchar discos -risas- para no terminar como sus hermanos. Fue así que me acostumbré a no escuchar música… Sólo escuchaba la música de la radio. Ahora bien, por ejemplo, con respecto a los Beatles, yo no los escuchaba en esa época, en la época de los Beatles yo estaba preocupado por la dictadura de Brasil. Era tan así, que la música era como que pasaba a un segundo plano.
BM - ¿Entonces era más participación política que creación en lo musical?
AV – Exactamente. Yo comencé a componer en la universidad, alrededor de 1967-1970, En esa época existían festivales y los festivales eran todos con música brasilera de raíz. Como yo soy del sertão, de São Bento do Una, surgió mi lado sertanejo, "luizgonzaguiano". Viví luego en Recife, que es una metrópoli, y de ahí fui para Rio. Eso ya fue diferente. Cuando llegué a Rio,… en fin… mi música no tenia nada que ver con Chico… y yo adoro a Chico. Tampoco tenía nada que ver con Caetano ni con Gil. Con Gil quizás tenga que ver un poco con su lado nordestino, sertanejo, un poquito; pero eso fue el pasado, ahora ya no. Y con Tom Jobim sucede lo mismo. Lo mío no tenía nada que ver con la bossa nova. Creo que es linda, pero yo ni siquiera tenía condiciones de hacer las armonías de la BN… Yo sé que Tom Jobim aportó cosas nuevas a la música brasilera, lo sé absolutamente. En ese momento, yo no fui muy comentado porque ya existían grandes íconos que habían llegado 4 o 5, 6 años antes que yo, como Caetano, Gil, y con Chico, todos eran muy buenos. Y mi generación, desde un principio, no tuvo el crédito de esa. Y segundo, mi generación no tiene un movimiento, no es una generación de movimientos. Hice un disco con Geraldo Azevedo pero mi música es una cosa y la de Geraldo es otra, no tienen nada que ver. No soy cercano a Moraes Moreira que es de mi generación. Nosotros no teníamos un movimiento, éramos independientes, cada uno era independiente. Cuando fui a grabar mi primer disco, fui con Geraldo Azevedo a encontrarnos con Hermeto Pascoal, que era quien iba a hacer los arreglos de cuerdas. Al llegar le pregunté: Hermeto, ¿qué es lo que escuchas? Y me contestó: No escucho nada para no influenciarme, y eso sucedía conmigo también, si bien que mis músicas siempre van a remitir a algo, por ejemplo yo conozco las músicas de Luiz Gonzaga y conozco las raíces de Luiz Gonzaga…

Ahora estoy llevando una banda con guitarra, metales, y el show va a ser un show mutante, de repente puede comenzar con un frevo y luego pasar para una música más pesada, después paso para unos forrós y también toco unas músicas más acústicas. Va a ser una muestra de mi carrera.
De todas maneras, en mi website, en Radio Valença, hay radio de carnaval, radio de forrós, frevo...
BM - ¿Y Lado B? 
AV - Lado B son las musicas que menos se difundieron en la radio.
BM - Alceu, muchas gracias por habernos brindado este tiempo tan plagado de vivencias, recuerdos, historias.
AV - Fue un placer enorme hablar contigo y muchas gracias por la atención…
_________________________________________________________________________________
Amigos, qué momento de placer haber mantenido esta conversación!

Para escuchar Radio Alceu Valença y leer más información sobre la película A Luneta do Tempo, ingresar a www.alceuvalenca.com.br

you might also like

Entrevistas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Sonia Mella

Soy una apasionada de la música brasileña y del idioma portugués y quiero transmitir todo lo aprendido, a través de mis blogs: Brasil es Música y Traducciones de Portugués.